Saltar al contenido
Cocina y aroma

Churros Caseros

30 diciembre, 2016
Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min

HISTORIA:

Se hicieron populares en México y Sudamérica.

El churro tiene una larga historia, que le da a este tentempié un estatus casi místico. No comienza en España, sino en China, donde los mercaderes portugueses degustaron por primera vez el youtiao, tiras de masa frita dorada y salada consumidas tradicionalmente durante el desayuno.

El churro nació cuando los portugueses recrearon este manjar en la Península Ibérica, añadiendo azúcar en lugar de sal e introduciendo su ahora familiar forma de estrella.

En China, youtiao se traduce como “demonio frito en aceite”; este tentempié se servía originalmente en pares, que simbolizaban a Qin Hui, funcionario de la dinastía Song, y a su esposa, los “demonios” responsables del fallecimiento de un respetado general.

En España se perdió esta referencia popular y el churro recibe su nombre de la oveja churra, por el supuesto parecido con sus cuernos.

Fueron los pastores españoles quienes popularizaron este plato. Como trabajaban en terrenos montañosos aislados durante semanas y meses, no tenían acceso a pan fresco y emplearon por tanto la idea del youtiao para crear su propio sucedáneo usando solamente harina, agua, aceite y una hoguera.

Mientras tanto, en los pueblos de España tuvo lugar un intercambio que hizo que el tentempié pasara de ser comida de pastores a convertirse en manjar real.

Mientras los conquistadores llevaban los churros a Sudamérica, traían de allá chocolate y grandes cantidades de azúcar, convirtiendo los sosos palos de masa en una sensación dulce.

Churros caseros, para el desayuno, la merienda, la cena, tu eliges en que momento del día quieres disfrutar de ellos ¡¡¡

Mojados en chocolate, en café o donde quieras.

Ingredientes

 

Para la masa:

  • 225 gr. de agua
  • 225 gr.  de harina
  • 15 gr de levadura en polvo
  • 6 gr de sal

Para freir:

  • aceite de oliva

Preparación

1

En un cazo llevamos el agua a hervir, apartamos del fuego añadimos de golpe la harina mezclada con la sal y la levadura, todo tamizado.

Removemos bien hasta que se empiece a desprender de las paredes.

2

Reservamos unos minutos para que se enfríe y llenamos la manga pastelera con una boquilla estrellada.

En una superficie limpia y seca escudillamos la masa de los churros y dejamos enfriar.

3

Cortamos los churros de un tamaño aprox. de 10 cms. de largo (A gusto del consumidor )

Mientras entibian los churros ponemos a calentar abundante aceite en una sartén y vamos friendo los churros.

4

Cuando empiecen a coger color dorado retiramos del fuego, y colocamos en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Espolvoreamos con azúcar y servimos.

Si quieres ver más recetas de postres, Aquí te los dejo ¡¡¡