Saltar al contenido
Cocina y aroma

Tarta de queso Japones ( Japonesse Cheescake)

5 enero, 2017
Elaboración: 15 min
Cocción: 45 min
Listo en: 1 h 00 min

Como una Tarta de queso Japones ( Japonesse Cheescake), con tan solo 3 ingredientes puede ser tan sencillo de hacer, y a la vez tan sabroso.

Solo os tiene que gustar el chocolate blanco, y bastará para que os encante la tarta.

Lo más importante es mirar bien el molde que vamos a usar y por supuesto los tiempos y temperaturas del horno.

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 50 gr de chocolate blanco
  • 250 gr de queso crema

Es importante elegir bien el molde y la bandeja, ya que vamos a hacer un medio baño maría, solo pondremos 2 dedos de agua no es necesario cubrir el molde, yo aconsejaría usar la bandeja de horno con un molde de 20 cm. y llenamos la bandeja de agua para que no haya problema de evaporación.

Preparación

1

Precalentamos el horno a 180º

Ponemos el chocolate blanco al baño maría, hasta que este bien derretido y quede cremoso.

Ponemos el queso crema en la batidora con las varillas, batimos e incorporamos el chocolate blanco.

Mientras se mezclan bien, separamos las claras de los huevos y reservamos (os recuerdo que los huevos tienen que estar a temperatura ambiente)

2

Cuando estén los dos ingredientes bien mezclados, es el momento de añadir las yemas de los huevos que hemos separado.

-Mezclamos todo muy bien, que no nos quede restos de crema en las pareces.

-Ahora nos toca montar las claras del huevo, apunto de nieve (cuidado no nos pasemos de tiempo en la batidora)

-Cuando ya tengamos nuestro merengue listo, lo añadimos con ayuda de una espátula / lengua de silicona, a la mezcla del queso y el chocolate, siempre con movimientos envolventes, intentando que se nos baje el merengue lo menos posible.

3

Forramos un molde (a mi me gusta usar uno de 20 cm) con papel de horno, y vertemos la mezcla en el interior.

Ahora viene el siguiente punto importante, como ya hemos precalentado el horno a 180º, vamos a introducir nuestro molde en el horno 15´, a 180º y vamos a llenar la bandeja del horno con agua como unos dos dedos de altura (un baño maría)

4

Pasados los 15´ bajamos el horno a 160º y lo dejamos otros 15´
Pasados los 15´ apagamos el horno y lo dejamos otros 15´
Pasado ese tiempo podemos sacar nuestro pastel ¡¡¡

Veréis que durante la cocción, el pastel sube muchiiiiiiiisimo, y al final se baja, es normal no os preocupéis, por ese motivo es bueno usar un molde pequeño, par que el efecto se vea bien.

Desmoldamos en caliente, y dejamos enfriar.

SERVICIO:

Para servirlo, simplemente le espolvorearemos azúcar glass con ayuda de un colador para que sea mas fino aun.

Y listo para comer ¡¡¡

Fácil, sencillo, y para toda la familia ¡¡¡¡