Saltar al contenido
Cocina y aroma

Pestiños caseros de semana santa

28 marzo, 2018
Elaboración: 40 min
Cocción: 10 min
Listo en: 50 min

Pestiños caseros de semana santa

En la antigua Roma existía un dulce similar al pestiño que se consumía en las Saturnalias, fiestas que coincidían con nuestros carnavales (todavía hoy muchos pestiños se hacen en carnaval y Semana Santa). Eran los “frictilia” (nombre que se le daba a los pasteles fritos) elaborados con harina de trigo, fritos en manteca de cerdo y bañados en miel que se ofrecían como ofrenda al dios Sileno.

La historia de losPestiños caseros de semana santa, es muy antigua en el mundo mediterráneo. Probablemente la receta que nos ha llegado tenga más de un origen asociado a celebraciones religiosas y sea el resultado de la influencia de las tres culturas que existieron en Andalucía: la cristiana heredera de la tradición romana la judía y la musulmana.

Como dato curioso las masas, al menos hasta el siglo XVI, se freían en manteca de cerdo ya que el aceite era considerado alimento de los judíos cuya religión prohibía consumir el cerdo y sus derivados.

El trigo y el pan forma parte de la herencia romana y el cristianismo lo adoptó como el símbolo de la carne de Cristo en la sagrada forma, aunque desde la Antigüedad las tortas elaboradas con harina se ofrecían con frecuencia a los dioses paganos.

Las especias- ajon jolí, canela, sésamo-  y la almendra son tradición musulmana y aún se elabora un dulce frito similar: la shebakía, masa de harina, aceite, huevo y especias que se hace por Ramadán.

La fritura en aceite, la adición de naranja amarga y la miel se relaciona con la cocina judeo española.

La cocina sefardí (judíos expulsados de España) también tiene un dulce que podemos considerar el ancestro del pestiño. Son las fijuelas, masa de harina frita y bañadas en almíbar.  Además de ser un plato conservado por la tradición judeo-española en la diáspora, se prepara también en las zonas rurales de Castilla y Aragón, asociado a los ritos culinarios de la Cuaresma y la Semana Santa. Son las tradicionales hojuelas manchegas.

Ingredientes

  • 300 gr. de Harina
  • 50 ml. de Vino Blanco
  • 50 ml. de Anís
  • 100 ml. de aceite de Oliva VE
  • 1 Cáscara de Limón
  • 1 Rama de Canela
  • 1 Chta de Sal
  • Aceite de Girasol (Para freir)
  • ENMELADO: 100 gr. de miel y 2 cucharadas de Agua

Preparación

1

Freír en el aceite de oliva a fuego medio las cáscaras de los cítricos, el anís y el ajonjolí durante dos o tres minutos para darle sabor. Apagar el fuego, dejar enfriar y colar.

2

Poner los líquidos sobre la harina -con levadura si vamos a hacer los pestiños pequeños-, y la sal y mezclar bien: la pasta debe quedar blanda, pero que no se pegue casi a las manos. Añadir la manteca y mezclar bien.

3

Poner la masa en un bol y dejarla reposar tapada con un film una hora.

4

Estirar la masa con un rodillo sobre la encimera y formar los pestiños, Se corta en tiras rectangulares de 3 centímetros de ancho por 5 de largo que se doblan, uniendo los extremos.

5

Calentar muy bien el aceite y freír los pestiños por los dos lados hasta que estén dorados. Escurrir sobre papel de cocina y rebozar con azúcar normal o bañar con la miel mezclada con agua.

Si quieres ves mas recetas de Semana santa, Aquí te dejo el enlace .